Cambios fisiológicos producidos por el embarazo

18 enero, 2017 , CLIDELAMI

La Gingivitis del embarazo es una afección propia que se puede presentar en las mujeres en periodos de gestación. Durante el embarazo se dan una serie de alteraciones fisiológicas en el cuerpo de la embarazada. Dichas alteraciones son de carácter endocrinas, un incremento de estrógenos y progesterona; cambios de nivel cardiovascular con aumento en el volumen plasmático y en el gasto cardíaco; cambios pulmonares por aumento en el volumen de aire circulante (disnea); cambios gastrointestinales (azúcar, náuseas y vómitos); cambios hematológicos con disminución del hematocrito, tasa de hemoglobina y número de eritrocitos.

A nivel de la salud oral el embarazo también presenta alteraciones . Se producen ciertas alteraciones gingivo-periodontales, como el granuloma gravídico o gingivitis del embarazo, que es una inflamación proliferativa, con infiltrado inflamatorio fibrovascular exagerado con relación a un estímulo ordinario localizado en la encía. Es una masa localizada roja o roja-amoratada, nodular o ulcerada, que sangra fácilmente; no suele superar los 2 cm. Encía enrojecida que sangra fácilmente, hiperplasia de las papilas que pueden dar lugar a pseudobolsas. Generalmente, se produce con gingivitis previa.

 

¿Cómo podemos detectar la gingivitis del embarazo?

Es importante conocer aquellos elementos que puedan alertarnos de la alertarnos del inicio de la presencia de la enfermedad ya que cuando antes se detecte mejor pronostico y solución podremos darle a la enfermedad. Para ello esta lista de síntomas que cada uno en nuestras casas podemos detectar nos puede venir muy bien. Recordad como siempre que ante la duda de estar sufriendo la enfermedad lo mejor es acudir a vuestro dentista para que os haga un diagnóstico profesional:

  • Encías blandas, inflamadas o rojizas.
  • Sangrado al cepillarse o al pasar el hilo dental.
  • Encías que se desprenden de los dientes
  • Dientes flojos o separados
  • Pus entre la encía y el diente
  • Mal aliento continuo
  • Cambio en la forma en la que los dientes se encajan al morder
  • Cambio en el ajuste de dentaduras parciales.

Conforme la enfermedad avanza, las bolsas se extienden y la placa penetra más y más hasta que el hueso que sostiene al diente se destruye. Eventualmente, el diente se caerá o necesitará ser extraído.

Se ha evidenciado que la enfermedad periodontal se agrava con la alteración hormonal que sufre la embarazada, pero siempre que previamente haya de base un problema periodontal; en general en mujeres gestantes con buena higiene y sin problemas periodontales previos, no se da ninguna complicación ni la aparición de la gingivitis del embarazo.

Constituye de vital importancia las revisiones periódicas en pacientes sanos y no gestantes, y en gestantes se recomienda una revisión  y limpieza dental profesional, al comienzo del embarazo y hacia el último trimestre del embarazo, siempre que el profesional lo considere necesario.