Como reponer dientes perdidos

27 marzo, 2017 , CLIDELAMI

Cuando falta un diente se produce los siguientes hechos:
La estética se ve alterada. La sonrisa pierde simetría, especialmente si se enseñan los dientes al sonreír. La mejilla y el labio se hunden. La cara pierde su belleza y aparece envejecida.
La pronunciación de las palabras, que precisan del apoyo dentario de la lengua, está modificada. Al hablar pueden aparecer silbidos y también escaparse la saliva.
La trituración del alimento se modifica y la digestión puede verse perjudicada pues el bolo alimenticio no se mezcla con la saliva correctamente. Los dientes que quedan se desplazan y las fuerzas no se reparten adecuadamente. Aparecen espacios entre los dientes remanentes que retienen comida. Como consecuencia aumenta el riesgo de caries y de periodontitis.

 

Al faltar un diente en un lado, se tiende a masticar por el otro. Esta asimetría de función dará alteraciones óseas, musculares y articulares especialmente si el paciente hace bruxismo (aprieta o rechina los dientes). Si además es una persona joven, los huesos de la cara y los dientes se desarrollarán más rápido en el lado de mayor función. Por lo tanto se producen las siguientes alteraciones por la asimetría de función:

  • Desarrollo asimétrico de huesos y dientes en formación. Especial atención merecen los niños en el cambio de dentición, pues deben masticar por ambos lados.
  • Hipertrofia y en ocasiones dolor de los músculos del lado que más trabaja.
  • Alteraciones en las articulaciones que relacionan la mandíbula con el cráneo (articulaciones temporomandibulares). La función asimétrica distribuye mal las cargas y pueden producirse desde desplazamientos del disco articular hasta inflamación y fenómenos de artrosis.

 

Por todo lo anterior es importante reponer un diente perdido, y cuanto antes mejor. Con el paso del tiempo el hueso de la encía edéntula se reabsorbe, lo que empeora la estética y dificulta la reposición, que consiste en:

  • Protesis implanto-soportadas
  • Protesis Fijas
  • Removibles de resina o metálicas