Consecuencias de los piercings orales para la salud bucal

27 septiembre, 2017 , CLIDELAMI

El uso del piercing oral  puede tener importantes consecuencias para la salud bucodental, el alto riesgo de infección que implica su colocación dada la elevada presencia de bacterias  humedad en el interior de la boca,  dificulta la cicatrización de los tejidos.

Una vez puesto, el piercing oral puede provocar problemas de diversa índole: maloclusiones dentales, traumatismos en los dientes adyacentes, infecciones, retracción de las encías y pérdida de dientes.

Finalmente, a medio y largo plazo, el impacto de un piercing en cualquier parte de la cavidad oral puede tener importantes consecuencias para la salud bucodental:

  • Riesgo de rotura: La joyería dental puede impactar repetidamente sobre dientes y / o puentes y generar fisuras y romperlas.
  • Retracción de las encías, que aparte de que no es reversible, facilita la aparición de caries y enfermentat periodontal.
  • Interferencia en la función bucal habitual: Las funciones normales se pueden complicar: excesivo flujo de saliva, dificultad en la pronunciación, dificulta la correcta higiene, problemas masticatorios y también al tragar los alimentos.
  • Endocarditis: La herida que se genera es la puerta perfecta para que las bacterias entren en el torrente sanguíneo, afectando a todo el cuerpo por la circulación de la sangre y el bombeo del corazón.
  • Riesgos asociados al procedimiento:
    – Hemorragia prolongada debido a que la zona es de las más vascularizadas del cuerpo.
    – Infección de la zona debido a los millones de bacterias presentes en la zona
    – Dolor e inflamación: Son habituales por la zona de la que se trata
  • Enfermedades de transmisión sanguínea: Hepatitis B, C, G, VIH, …

Hay que estar informado sobre estos riesgos y en caso de que se quieran asumir, hay que ir a centros altamente especialidades y reconocidos, además de seguir las indicaciones médicas correspondientes.