Los dientes también saben que es verano

14 junio, 2017 , CLIDELAMI

1. Agua; Imprescindible para garantizar la hidratación de las mucosas y encías.

2. Fruta; Variada, fresca como por ejemplo: melón y sandía, tan ricos en agua, vitaminas A y C y minerales como el potasio y además el melón, rico en vitamina B y ácido fólico, que previene úlceras bucales.

3. Ensaladas variadas, cremas frías y gazpachos o salmorejos nos ayudan a cuidar de nuestra salud bucodental, llenándonos de vitaminas. El tomate, rico en licopeno, ayuda a la prevención de diversos tipos de cáncer, como el bucal. Completa tus ensaladas con queso o salsas de yogur; Los lácteos siempre son fuente de calcio y vitaminas A y B.

4. Pescados y mariscos, como las sardinas, por ejemplo, son ricos en ácidos grasos Omega 3 y flúor, ayudando a controlar las inflamaciones gingivales y previniendo la aparición de caries.

5. Mucha atención y cuidado con los refrescos azucarados, helados, granizados y combinados con alcohol, que favorecen la aparición de caries, la erosión, los cambios de coloración en los dientes y la inflamación.

6. Con más razón en esta época, la higiene bucal con cepillados después de postres y helados azucarados será vital, tratar de evitar los cambios bruscos de temperatura que favorecen la hipersensibilidad dental. A la hora de beber, las pajitas son grandes aliados para proteger nuestro esmalte dental del frío, azúcares y ácidos de los refrescos.