Mal aliento: halitosis

29 octubre, 2014 , CLIDELAMI

El mal olor de la boca o halitosis se produce por descomposición bacteriana de restos de alimentos entre los dientes, de saliva, de células de la mucosa oral o de sangre que producen sustancias volátiles como ácidos grasos simples y componentes de sulfurados derivados de las proteínas. La halitosis es un olor desagradable que provienen de de la boca un 90% esta asociado a malos hábitos de higiene dental.

 

Con el tiempo uno se puede acostumbrar al mal olor proveniente de tu boca, por lo que no te darás cuenta. Por lo cual nos daremos cuenta por la reacción de la gente al nosotros dialogar.

 

Causas de halitosis

 

Las principales causas del mal olor de boca son:

  1. Mala higiene oral: Al comer y con la masticación los alimentos se descomponen por las bacterias de la boca lo que produce un gas que provoca mal olor. Si los restos de comida se quedan entre los dientes es normal que con el tiempo huela mal.
  2. Periodontitis: Las caries, el acumulo de sarro en los dientes y la periodontitis pueden provocar mal olor de boca
  3. El tabaco y fumar: El tabaco y fumar además de contribuir para las enfermedades de las encías provoca mal olor.
  4. La alimentación: Las personas que comen alimentos bajos en hidratos de carbono así como alimentos con muchas especies y el café también puede contribuir al mal aliento.
  5. La edad: Los adultos mayores y los niños tienen mayor facilidad para oler mal de la boca.
  6. Gastritis: La gastritis y el reflujo de alimentos provoca mal olor de boca.
  7. La sequedad de boca: La sequedad de boca puede provocar el estancamiento de la saliva y el acumulo de bacterias que producen los gases que huelen mal. Entre sus causas se encuentran medicamentos por ejemplo los prescritos por el médico para el corazón.

El cepillado común de los dientes y el uso de hilo dental para extraer residuos de alimentos no es suficiente para evitar que una persona huela mal de la boca. También es necesaria una limpieza frecuente de la lengua, que se logra con un limpiador lingual, una especie de rastrillo fabricado especialmente para limpiar la lengua de forma suave y eficaz, sin lastimarla.

 

Prevención de la halitosis

 

Para tratar el mal olor de boca es aconsejable:

  • Acudir cada seis meses a las revisiones dentales, para limpieza con el dentista o mantenimiento periodontal con el periodoncista.
  • Cepillar los dientes correctamente y emplear hilo dental y raspador de lengua.
  • Hacer enjuagues con colutorios anti-halitosis enjuague bucal.
  • Beber agua con frecuencia ya que la falta de saliva y la deshidratación puede provocar mal olor de boca.
  • Evitar café, tabaco, alcohol, y comidas con sabores o olores intensos.