Morderse las uñas, un mal hábito para tus dientes

6 septiembre, 2017 , CLIDELAMI

El hábito de morderse las uñas es de las peores vicios o malas costumbres para nuestros dientes, ya que éste hábito puede provocar problemas y deformaciones dentales. A continuación os detallamos algunas de las consecuencias de morderse las uñas.

 

  • No solo las uñas pueden sufrir mucho, la piel que hay bajo la uñas, sin protección y expuesta al aire, puede provocar heridas que se pueden infectar con facilidad.
  • Las uñas tendrán un estado muy poco estético, se verán feas y agrietadas.
  • Con respecto a tu boca, la presión constante, ejercida durante el gesto de quitar un trozo de uña, puede reflejarse como un dolor agudo en nuestra dentadura.
  • Puedes provocar infecciones, ya que las manos están expuestas a un gran numero de bacterias y por consecuente, si tenemos el hábito de mordernos las uñas estas bacterias acabaran en nuestra boca.
  • Puedes provocar rotura en tu diente, ya que si se nos escapa la uña, podemos chocar diente contra diente con fuerza excesiva y angulo incorrecto.
  • Tu encía puede sufrir una herida, al clavarse algún trozo de uña y en casos extremos provocar inflamación, irritación e infección. Esto puede derivar al final en enfermedades periodontales.
  • Por último esta costumbre acaba por deformar tus dientes, y obligarte a ponerte ortodoncia.

 

 

En caso de ya haber sufrido daños dentales, tenemos que seguir dos pasos: El primero, pedir ayuda profesional para acabar con este hábito. El segundo, acudir al dentista de confianza en CLIDELAMI para tratar el problema en tu dentadura.

Como se ve, este hábito puede salirnos demasiado caro para lo que realmente es, ya que puede requerir la necesidad de un tratamiento de reconstrucción dental. Si tienes esta mala costumbre, un consejo es aplicar esmalte de uñas transparente con un mal saborizante, para así evitar tener ganas de ello.