Puentes fijos vs implantes

25 octubre, 2017 , CLIDELAMI

¿Qué es una prótesis dental fija?

Una prótesis dental fija o un puente fijo, es una manera excelente de sustituir los dientes que faltan. Actualmente existen varios tipos de puentes fijos que se pueden utilizar con excelentes resultados tanto en el aspecto funcional como en el estético.

Se pueden fabricar sobre dientes remanentes, para sustituir los dientes faltantes. Estas prótesis son fabricadas de “metal”- porcelana, se dice metal porque es el aspecto que tiene, aunque se hace de varias aleaciones o combinación de metales hasta usar metales finos como el oro, esto seria la base del puente que le dará rigidez y soporte a la prótesis para soportar las fuerzas de masticación y el uso normal, seria la estructura que estaría en intimo contacto con los dientes, realizando además el sellado adecuado del puente, el cual, al final, será cubierto de porcelana dándole el toque estético, final.

¿Qué es un implante dental?

Los implantes dentales son parecidos a una raíz artificial que se diseña para adaptarse a la dentadura del paciente. La principal función del implante es remplazar el diente perdido y dar un agradable aspecto tal como si se tratase de un diente natural.

El implante es colocado en el lugar donde se ha perdido uno o varios de nuestros dientes. Tiene como objetivo recuperar al paciente la función masticatoria, evitando el dolor además de tener dar una buena estética en los dientes remplazados, haciéndolos ver natural. Han tenido mucho éxito debido a que se integran naturalmente a nuestra dentadura debido al uso de los materiales biocompatibles.

 

Diferencias entre una prótesis y un implante dental

  • Materiales. Las prótesis suelen estar hechas de materiales acrílicos, resina y cerámica, para que sean ligeras y afecten lo mínimo posible a los dientes naturales a los que se sujetan. Los implantes suelen estar hechos de titanio, un material altamente biocompatible, resistente al ataque químico y ligero. Además, al cabo de unos meses el titanio permite que el hueso crezca a su alrededor, lo que se denomina osteointegración. El material de la prótesis sobre los implantes puede ser circonio, titanio, paladio-oro y cromo-cobalto.
  • Estética. A nivel estético, tanto una prótesis fija como un implante responden muy bien a los requerimientos estéticos del paciente, aunque los avances en las técnicas y materiales de implantología consiguen que los últimos se parezcan y se sientan más como los dientes naturales.
  • Funcionalidad. A nivel funcional, los implantes responden mucho mejor que las prótesis, ya que no se mueven ni corren el riesgo de desprenderse, son más firmes y seguros. Además, con la implantología de carga inmediata, el paciente puede comer, beber y hacer vida normal en un solo día.
  • Adaptación. Por norma general, los pacientes de prótesis dental requieren un mayor tiempo de adaptación que los de implantología. Los implantes se sienten y funcionan como dientes naturales, mientras que las prótesis son un cuerpo extraño al que hay que acostumbrarse. Aunque cada caso es diferente, ya que dependerá en gran medida de las condiciones anatómicas del hueso y de la capacidad de la persona para adaptarse al cambio.
  • Independencia. Los implantes se colocan directamente sobre el hueso, con lo que no dependen de los dientes adyacentes, ni los sobrecargan o afectan de ninguna forma. En cambio, las prótesis se sujetan a los dientes adyacentes, por lo que se limita la cantidad de dientes que se pueden reemplazar por una parte, y necesitan dientes sanos y en perfecto estado por la otra.
  • Duración. Ambas intervenciones requieren unos cuidados y mantenimiento posteriores adecuados, como una correcta higiene dental y revisiones periódicas. En las mejores condiciones, una prótesis dura entre ocho y doce años, mientras que los implantes pueden durar toda la vida, si se cuidan correctamente.

 

Así, no es extraño que en la mayoría de casos se recomiende el implante dental en vez de la prótesis o el puente. En el caso de los implantes de carga inmediata, no solo obtenemos un resultado más inmediato y natural, sino que la intervención en si es más rápida y menos invasiva para el paciente, y la recuperación se produce en solo 24 h.