¿Qué es la fluorosis?

7 febrero, 2018 , CLIDELAMI

La fluorosis dental, más comúnmente conocida como manchas en los dientes, es un trastorno producido por la ingesta excesiva o continuada de fluoruro mientras el diente se está formando.

Así, se trata de una hipomineralización del esmalte o la dentina producida por un aumento de la porosidad que conduce a la aparición de estrías o líneas (fluorosis dental leve), manchas blancas opacas (fluorosis dental moderada) o esmalte quebradizo con manchas marrones (fluorosis dental severa).

Y el fluoruro que ingerimos, ¿de dónde viene?

En la etapa de formación de las piezas dentales, este puede proceder del agua potable que ingerimos. Igualmente, muchos productos de higiene bucodental suelen contener flúor, pues este componente contribuye a la prevención de enfermedades como la caries, cuya utilización será segura siempre y cuando no se superen las cantidades recomendadas para cada edad.

El consumo excesivo de flúor puede traer las siguientes consecuencias:

Los dientes comienzan a presentar un aspecto poco saludable, desgastándose o fracturándose, llegando en situaciones más severas a derivar, en el largo plazo, en una fluorosis esquelética, que presenta síntomas como el dolor en las articulaciones, la rigidez o deformidades y cuyo tratamiento es más complicado.

¿Cómo podemos prevenir la fluorosis o manchas en los dientes?

Controlando el nivel de flúor que contienen las pastas dentales y colutorios que utilizamos en función de la edad. Asimismo, si los niveles de flúor del agua potable que tenemos en casa son muy altos, debemos optar por consumir agua mineral embotellada cuya etiqueta incluya el nivel de flúor que contiene.

Y si ya padecemos fluorosis, ¿qué podemos hacer para combatirla?

Una alternativa adecuada sería combinar diferentes técnicas de blanqueado dental profesional. Si la fluorosis no es muy avanzada, a través de estas técnicas podremos acabar con las zonas pigmentadas. No obstante, para conseguir un resultado eficaz, los blanqueados deben ser periódicos. En cambio, si la fluorosis está muy avanzada, lo más adecuado sería un tratamiento protésico, como la colocación de carillas de porcelana o composite, a través de las cuales recuperaremos el aspecto natural de nuestra dentadura.