Relación entre bifosfonatos orales y los tratamientos dentales

9 mayo, 2018 , CLIDELAMI

La osteoporosis disminuye la cantidad de minerales en los huesos, haciendo que la zona trabecular pierda fuera y que se reduzca la zona cortical por un fallo en la absorción del calcio. La pérdida de hueso ocasiona una menor resistencia, facilitando fracturas en muñecas, columna y cadera. Esta afección se produce principalmente en mujeres y tiene especial incidencia en amenorreicas o postmenopáusicas debido a la disminución del número de estrógenos y otras carencias hormonales. La deficiencia de calcio y vitamina D por malnutrición; el consumo de tabaco, alcohol,  cafeína o la vida sedentaria son otros de los factores que incrementan el riesgo de padecerla.

Uno de los tratamientos utilizados para tratar esta dolencia son los bifosfonatos, que evitan la reabsorción del hueso y sus consiguientes fracturas. Pese a su reconocida eficacia, los efectos secundarios que parecen asociarse a su ingesta preocupan a los dentistas. Este tipo de medicamentos se asocia con casos de osteonecrosis mandibular que aparecen tras extracciones dentales; cirugías orales, periodontales o implantes con extracción del hueso. No existe en cambio evidencia de la influencia de estos medicamentos en procesos más básicos como limpiezas orales.

El mejor tratamiento contra la osteonecrosis mandibular es la prevención

Los expertos han llegado al consenso de que el mejor tratamiento contra la osteonecrosis mandibular es la prevención. A pesar de que la incidencia de la enfermedad en pacientes tratados con bifosfonatos es baja, la dificultad del tratamiento posterior de estas lesiones hace que sea fundamental la existencia de una estrecha colaboración entre los diferentes campos de la medicina. El médico general debe estar en contacto con el traumatólogo, el ginecólogo, el dentista, el cirujano máxilofacial, etc.

Recuerde avisar su dentista si está tomando algún tratamiento con bifosfonatos.Si aún está a tiempo y no ha comenzado a, acuda a su dentista para solucionar todos sus posibles problemas orales antes de empezar. Se evitará complicaciones futuras.